COACHING DEL DISEÑO DE INDUMENTARIA

Un Coaching es la persona que puede ayudarte a desarrollar tu potencial como diseñadora mostrándote las posibilidades que tienes, conectándote con las herramientas del diseño y mostrándote el camino que te conviene recorrer uniendo el punto en el que te encuentras con el punto a dónde quieres estar.

El coaching te va a focalizar en el éxito, en alcanzar metas comprometiéndote con tu propio futuro actuando en el presente. No se focaliza en el pasado lamentándose lo que pudo ser y no fue, sino que el coaching evalúa el pasado y se proyecta en el futuro.

También te va a ayudar a que clarifiques tu enfoque y va a organizarte un plan de acción con estrategias y recursos para conducirte a lograr el objetivo que te has planteado. En definitiva, el coaching va a ayudarte para que cambies tu mentalidad o analices desde otro enfoque para que tengas el control absoluto de tu vida y de tus diseños.

“Las técnicas del coaching actualmente son reconocidas como la metodología líder más importante para mejorar tu rendimiento y llevarlo al siguiente nivel.”

Las técnicas del coach se reconocen como la metodología líder para llevar tu rendimiento al siguiente… Clic para tuitear

COACHING Y SU POSTURA FILOSÓFICA

Con un coaching estarás en condiciones de:

  • Resignificar tus diseños.
  • Entender las herramientas que intervienen en el proceso de creación.
  • Armar un plan de trabajo en base a los objetivos que tienes.
  • Conectarte contigo misma para poder expresar lo mejor de ti a través del diseño.
  • Entender a las personas para las cuales diseñas.
  • Romper estructuras del pensamiento liberándote de prejuicios y emociones negativas que impiden tu proceso creativo.
  • Conectar positivamente con tus clientes.
  • Evaluar y retroalimentar tu plan de modo de corregir lo que sea necesario.
  • Definir metas en tu vida profesional.
  • Te demostrará que puedes hacer lo que deseas en cuestión de diseño.
  • Te ayudará a motivarte para trabajar sobre tus ideas.

 

COACHING Y SUS PRINCIPIOS

  1. El futuro es una resignificación del pasado: el pasado se evalúa para saber qué pasó y nada más. El presente es el momento para modelar y materializar las metas del futuro.
  2. Eres el hacedor de tu propio futuro: planear y lograr el éxito está al alcance de todos. Cuando creas que el éxito no es para ti, piensa que tu mente te está jugando una mala pasada y te está negando tu gran oportunidad.
  3. Aprecias la diferencia que hay entre la realidad y la percepción que tienes de ella. Esta percepción depende de lo que has vivido y cómo lo viviste, de las creencias que tienes, de cómo has construido tus relaciones. Muchas veces esta percepción nubla tu mente y no te permite ser objetivo.
  4. Limitaciones: ya sea por cuestiones de cultura o educación, las limitaciones suelen nublar tu buen juicio. Esas limitaciones hay que vencerlas para poder desarrollar el potencial.
  5. Donde pones el ojo pones la bala: si te proyectas en lo que quieres vas a obtener los resultados buscados.

Estas pautas te demuestran lo importante que es buscar el asesoramiento de una persona especializada que te ayude a crecer y a desarrollarte como diseñador.

Si buscas una buena herramienta para facilitar tus diseños te presento mi curso La Línea en el Diseño que puedes adquirir aquí.

si quieres contarme tu experiencia no dudes en escribirme 🙂

Acerca de Rosana

Busco innovar sin atarme a patrones establecidos. La imaginación es mi guía.
Esta entrada fue publicada en diseños y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario