LA IMAGEN Y LA SENSUALIDAD

imagen

La sensualidad no es sinónimo de belleza sino de capacidad de transmitir sensaciones en las otras personas partiendo del hecho de sentirse bien con uno mismo. Todos tenemos la capacidad de ser sensuales, de atraer con esa sensualidad, de aportar a la imagen personal dicha sensualidad.

La experiencia sensual se puede originar en el sentido del olfato: un perfume, en un olor natural, en el sentido auditivo: la voz, una risa, en el sentido de la vista: un movimiento, una mirada, a través del sentido del tacto: la suavidad de la piel, del cabello o a través del gusto “el sabor” que nos sugiere tal persona.

El verdadero juego de la sensualidad está en sugerir no en ser explícito, esto es lo que hay que tener en cuenta al momento de plantear la imagen sensual. Las actitudes personales pueden ser interesantes, positivas y contener sensualidad que sería un componente más a la hora de relacionarnos con el mundo.

imagen

Si miramos a nuestro alrededor vamos a ver personas bellas pero que no conmueven los sentidos sino que es sólo una belleza fría. Estas personas no explotan su lado sensual, no estimulan en los demás todos los sentidos de forma envolvente. Su imagen es casi perfecta pero carente de sensualidad.

imagen

En otras personas se puede ver que sin demasiado esfuerzo atraen y llaman la atención con su sola presencia. Aquí el nivel de sensualidad es muy alto, son personas que se permiten ser sensuales y al sugerir despiertan la curiosidad en los demás. Estas personas tal vez tengan una imagen no tan elaborada pero sí sumamente sugerente.

Al analizar tu imagen tienes que evaluar tu nivel de sensualidad y encaminarte en ese sentido. Recuerda que la imagen se compone de aspectos visuales, aspectos sensoriales y aspectos actitudinales. En los aspectos visuales se analizan los colores, las formas, la armonía visual. En los aspectos sensoriales se analizan las texturas, los perfumes, los recursos de los que disponemos para sugerir. En los aspects actitudinales se analizan las actitudes, los movimientos, la cadencia al caminar, la expresión verbal y la modulación de la voz.

imagen

Recuerda que todos estos aspectos deben ser interiorizados para que se vean naturales y no ficticios o impuestos. La naturalidad y la autenticidad de una persona es la clave para mostrar la sensualidad. Una persona que finge ser sensual no resultará atractiva ya que no hay concordancia entre lo que se quiere mostrar y lo que se muestra realmente. La imagen personal parte de lo que somos realmente y potencia nuestras fortalezas y elabora nuestras debilidades pero nunca nos transformará en lo que no somos por naturaleza.

¿Y tú cómo experimentas tu imagen? Cuéntamelo en los comentarios 🙂

Acerca de Rosana

Busco innovar sin atarme a patrones establecidos. La imaginación es mi guía.
Esta entrada fue publicada en imagen y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario